Lo que viene: Decrementables e INCOTERMs (actualización)

Segunda Resolución RGCE 2020

El día de hoy se publicó en el DOF la 2da Resolución a las Reglas Generales de Comercio Exterior 2020 y los Anexos 1, 1-A, 19, 22 y 26.

De los cambios que estaremos considerando en nuestra operación aduanera, destacan particularmente dos: Decrementables e INCOTERMS

Decrementables

Si hacemos un poco de memoria, recordarán que mediante boletín número 17 de fecha 4 de septiembre de 2020, el SAT informó que ya estaba publicada la versión 8.6 de los “Lineamientos Técnicos de Registros VOCE –SAAI M3”, donde se incorporaron 5 campos en el registro 501 “Datos Generales” para declarar los importes correspondiente a los “Decrementables”.

Posteriormente, mediante boletín número 21 fechado el 12 de octubre del presente, se informó que, en referencia al boletín número 17, las pruebas para la incorporación de los campos de “Decrementables” quedarían pospuestas hasta en tanto se publicara el Anexo 22 de las RGCE 2020.

Finalmente, como comentamos al inicio de este blog, el pasado 20 de octubre mediante resolución anticipada nos dieron a conocer las modificaciones al Anexo 19 y 22 (entre otros).

Este tema es relevante, porque está vinculado a la correcta determinación del Valor en Aduana, que como sabemos es nuestra base gravable para el pago de contribuciones. Ahora bien, recordemos que de conformidad con el artículo 65 de la Ley Aduanera, aquí encontramos aquellos cargos que, siempre que hayan sido cubiertos por el importador antes del arribo de la mercancía y que no estén incluidos en el precio pagado de las mercancías, deberán ser adicionados al precio pagado, para terminar por convertirse en el Valor de Transacción y éste en el Valor en Aduana. Es decir, lo que conocemos como Incrementables.

Los cuales son recurrentemente motivo de facultades de comprobación, particularmente tratándose de importaciones definitivas, y  que a más de alguno le habrá dado sendos dolores de cabeza y tenido una en su historial, ya que son bastante identificables y literal son de las que de rigor realiza la autoridad. Basta hacer un cruce del campo INCOTERM en pedimento en los que se haya declarado EXW, FCA y FOB, contra los campos 12 a 15 del registro 501 “Datos Generales” correspondiente a Importe de Fletes, Importe del Pago de Prima de Seguros, Importe del Pago de Embalajes e Importe del Pago de Otros Incrementables, que aparezcan en cero para que suceda la “magia”.

No podemos dejar de mencionar que, respecto a lo anterior, es increíble encontrar ésta combinación de INCOTERMS (EXW, FCA y FOB) que declaran en pedimento Fletes en ceros y que dicha “peculiaridad” pasó desapercibida para: 1) el analista de tráfico de la empresa, 2) el ejecutivo de la agencia aduanal, e incluso, 3) del área de glosa de la propia agencia. Resulta evidente que algo está mal en dichas operaciones: puede ser que efectivamente el importador no cubrió el flete, luego entonces el INCOTERM es incorrecto, o bien, el término es el adecuado, pero está habiendo omisión en la declaración de los incrementables.

Y estás situaciones son las que, si no detectan mediante una revisión del pedimento antes del pago, o incluso, en una auditoría preventiva, a la larga puede convertirse en multas para la empresa, cuando ya se encuentre en facultades de comprobación.

Ahora bien, vayamos al artículo 66 de la misma disposición legal, que es sobre lo que versan las futuras modificaciones y que se refieren a aquellos gastos que no deben ser considerados para la integración del Valor de Transacción, es decir, nuestro próximo reto, los DECREMENTABLES.

¿Y cuáles son estos?, pues entre otros, los siguientes:

  • Los gastos de construcción, instalación, armado, montaje, mantenimiento o asistencia técnica realizados después de la importación en relación con las mercancías importadas.
  • Los gastos de transporte, seguros y gastos conexos tales como manejo, carga y descarga en que se incurra con motivo del transporte de las mercancías, que se realicen con posterioridad a que se den los supuestos a que se refiere la fracción I del artículo 56 de la Ley Aduanera.
  • Las contribuciones y las cuotas compensatorias aplicables en territorio nacional, como consecuencia de la importación o enajenación de las mercancías.

Por mencionar algunos.

Cambios al Anexo 22

Estos son los campos que están siendo incluidos en el Anexo 22 de las RGCE, relativo al Instructivo para el llenado de Pedimento en los campos 24 al 28, y cuya descripción es:

24. TRANSPORTE DE MERCANCÍAS

El importe en moneda nacional del total de los gastos pagados por el transporte de la mercancía, en que se incurra y que se realicen con posterioridad a que se den los supuestos a que se refiere el artículo 56, fracción I de la Ley.

En extracciones de Almacenes Generales de Depósito, la parte proporcional del importe que corresponda a las mercancías que se extraen del Depósito Fiscal en moneda nacional, de los fletes decrementables declarados en el pedimento de origen.

25. SEGURO DE DECREMENTABLES

Importe en moneda nacional del total de las primas de los seguros pagados por la mercancía, y que correspondan posterior a que se den los supuestos a que se refiere el artículo 56, fracción I de la Ley.

En extracciones de Almacenes Generales de Depósito, la parte proporcional del importe que corresponda a las mercancías que se extraen del Depósito Fiscal en moneda nacional, de los seguros decrementables declarados en el pedimento de origen.

Este campo no deberá ser llenado cuando se trate de pedimentos complementarios, tránsitos internos a la importación o tránsitos internacionales efectuados por ferrocarril, en cuyo caso, la impresión del nombre de este campo es opcional.

26. CARGA

El importe en moneda nacional del total del gasto pagado por la carga de la mercancía, después de que se den los supuestos a que se refiere el artículo 56, fracción I de la Ley.

En extracciones de Almacenes Generales de Depósito, la parte proporcional del importe que corresponda a las mercancías que se extraen del Depósito Fiscal en moneda nacional, de los fletes decrementables declarados en el pedimento de origen.

27. DESCARGA

El importe en moneda nacional del total del gasto pagado por la descarga de la mercancía, después de que se den los supuestos a que se refiere el artículo 56, fracción I de la Ley.

En extracciones de Almacenes Generales de Depósito, la parte proporcional del importe que corresponda a las mercancías que se extraen del Depósito Fiscal en moneda nacional, de los fletes decrementables declarados en el pedimento de origen.

28. OTROS DECREMENTABLES

Importe en moneda nacional del total de las cantidades correspondientes a los conceptos que deben decrementarse al precio pagado, (campo 14 de este bloque), de conformidad con lo establecido en el artículo 66 de la Ley.

En extracciones de Almacenes Generales de Depósito, la parte proporcional del importe que corresponda a las mercancías que se extraen del Depósito Fiscal en moneda nacional, de otros decrementables declarados en el pedimento de origen.

Este campo no deberá ser llenado cuando se trate de pedimentos complementarios, tránsitos internos a la importación o tránsitos internacionales efectuados por ferrocarril, en cuyo caso, la impresión del nombre de este campo es opcional.

Así que, ahora por si no fuera suficiente, los departamentos de Comercio Exterior, Tráfico y Finanzas deberán reforzar su comunicación, para tener la información precisa de manera anticipada, de estos gastos que se incurren posterior al arribo de la mercancía, es decir, ya estando en territorio nacional, y siempre y cuando los cubra el importador, para informarlos, en su caso, confirmarlos al ejecutivo de nuestra Agencia Aduanal, para que no haya retrasos en la operación aduanera.

Estos ya ocurren hoy en día, sin embargo, como área responsable del despacho, nuestra participación radicaba en la coordinación del transporte local, y no tanto en el control de manera tan puntual, por lo menos no para el despacho de las mercancías, sino hasta un momento posterior para la provisión de los pagos. Situación que estará cambiando en los próximos meses. Claramente estos serán aplicables para aquellas operaciones que sí tienen una presentación física ante la aduana, por ejemplo, A1, IN, AF y un posterior traslado. Por lo que pedimentos como V1, V5, F4, F5 o A3 no estarán sujetos a estos próximos cambios.

Campos multables del Anexo 19

Lo anterior adquiere relevancia porque esto campos están siendo incorporados como numeral 30. Decrementables del Anexo 19, es decir, serán datos multables de conformidad con el artículo 184, fracción III de la Ley Aduanera:

“ARTICULO 184. Cometen las infracciones relacionadas con las obligaciones de transmitir y presentar, información y documentación, así como declaraciones, quienes:

[…]

III.          Transmitan o presenten los informes o documentos a que se refieren las dos fracciones anteriores, con datos inexactos o falsos u omitiendo algún dato.

[…]”

Que se sanciona con el artículo 185, fracción II del mismo dispositivo:

“ARTICULO 185. Se aplicarán las siguientes multas a quienes cometan las infracciones relacionadas con las obligaciones de presentar documentación y declaraciones, así como de transmisión electrónica de la información, previstas en el artículo 184 de esta Ley:

[…]

lI.          Multa de $1,800.00 a $2,570.00 a la señalada en la fracción III, por cada documento.

[…]”

Así que no los podemos dejar pasar desapercibidos.

Ahora bien, la otra gran novedad que también viene incluida en esta 2da Resolución, es que se incorpora un numeral 29 al Anexo 19, y se trata del INCOTERM. Por lo que, más allá de la declaración incorrecta o no, en pedimento, esto ameritará hacer una revisión más profunda al interior de la empresa, para que el área de comercio exterior o importación tenga plena certeza del INCOTERM correcto de la operación, y aquí es fundamental el apoyo del área de compras.

En la práctica lo que hemos observado mediante los procesos de auditoría que realizamos, es que, para un mismo proveedor, por lo menos a nivel de pedimento se declaran distintos INCOTERMS aunque se trate de la misma mercancía, tráfico y origen (embarcador). Por lo que nuestra recomendación es que se haga una profunda revisión de los contratos u órdenes de compra, para tener perfectamente identificado el o los INCOTERMS aplicables, para cada operación y proveedor. Aunado a que recordemos que estos términos indican el alcance de las obligaciones y responsabilidades logísticas de vendedor y comprador. Ya que una incorrecta declaración, en un futuro si conllevará el pago de una multa por datos inexactos, a la que refiere el artículo 185, fracción II de la Ley Aduanera que ya comentamos.

No omitimos mencionar que, en caso extremo, al tratarse de un tema de valoración, si la autoridad determina que no es posible determinar el valor en aduana por no tener los elementos necesarios, puede aplicar el artículo 200 de la Ley Aduanera, es decir, sancionar a los importadores con una multa de $62,210.00 a $82,950.00 por cada pedimento.

Concluimos informándoles que, de conformidad con el transitorio primero, éstas modificaciones entrarán en vigor 4 meses después de su publicación.

La publicación la podrás consultar en:

https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5603510&fecha=26/10/2020

Que tengan excelente semana!

Silvia Rodríguez

Comercio Exterior y Aduanas

Tradelink Strategies

srodriguez@tradelink.mx

Quiénes somos

Somos una firma de consultoría en constante innovación, que ofrece servicios integrales de alta calidad y sustentables para las empresas.

Contacto

Open chat