ACTUALIZACIÓN…NOMS DE INFORMACIÓN COMERCIAL, ¿EL SIGUIENTE DOLOR DE CABEZA?

Este es una actualización a nuestro blog del pasado 27 de septiembre de 2020, toda vez que finalmente si fueron publicadas el pasado 1ro de Octubre de 2020, las modificaciones al Anexo 2.4.1 de las Reglas y Criterios de Secretaria de Economía en los términos del anteproyecto que todos conocimos. Para entrar en vigor el mismo día, salvo las excepciones marcadas en los transitorios.

Sin duda, los dos primeros días los arrancamos con dudas, interpretaciones personales, boletines y oficios aclaratorios, tuits y hasta con el nacimiento de una nueva carta de manifestación.

Lo que es un hecho es que sigue y seguirá siendo tema de conversación, persistirán las dudas, los criterios particulares, las interpretaciones que cada uno en lo individual le otorga a las disposiciones involucradas, del alcance del Campo de Aplicación así como sus excepciones, de las NOMs involucradas

Entre que son peras o manzanas, lo que es un hecho es que todos nos volcamos a buscar Unidades de Verificación o de Inspección, como se llaman hoy a partir de la novel Ley de Infraestructura de la Calidad, que serán las más buscadas por lo menos en estas primeras semanas, por las mercancías que llegaron después del 1ro de octubre.

Sólo para recordar, las normas de información comercial, e información comercial y sanitaria involucradas en el artículo 3 del Acuerdo de NOMs son:

I. NOM-004-SCFI-2006, Información Comercial-Etiquetado de productos textiles, prendas de vestir, sus accesorios y ropa de casa.

II. NOM-020-SCFI-1997, Información Comercial-Etiquetado de cueros y pieles curtidas naturales y materiales sintéticos o artificiales con esa apariencia, calzado, marroquinería, así como los productos elaborados con dichos materiales.

III. NOM-024-SCFI-2013, Información Comercial para empaques, instructivos y garantías de los productos electrónicos, eléctricos y electrodomésticos.

IV. NOM-139-SCFI-2012, Información Comercial-Etiquetado de extracto natural de vainilla (Vanilla spp.), derivados y sustitutos.

V. NOM-055-SCFI-1994, Información comercial-Materiales retardantes y/o inhibidores de flama y/o Ignífugos-Etiquetado.

VI. NOM-003-SSA1-2006, Salud ambiental. Requisitos sanitarios que debe satisfacer el etiquetado de pinturas, tintas, barnices, lacas y esmaltes.

VII. NOM-084-SCFI-1994, Información comercial-Especificaciones de Información Comercial y sanitaria para productos de atún y bonita preenvasados.

VIII. NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria.

IX. NOM-050-SCFI-2004, Información Comercial-Etiquetado general de productos.

X. NOM-142-SSA1/SCFI-2014, Bebidas alcohólicas. Especificaciones sanitarias.

XI. NOM-015-SCFI-2007, Información Comercial-Etiquetado para juguetes.

XII. NOM-141-SSA1/SCFI-2012, Etiquetado para productos cosméticos preenvasados

XIII. NOM-116-SCFI-1997, Industria automotriz-Aceites lubricantes para motores a gasolina o a diésel-Información Comercial.

XIV. NOM-189-SSA1/SCFI-2002, Productos y servicios. Etiquetado y envasado para productos de aseo de uso doméstico.

XV. NOM-187-SSA1/SCFI-2002, Productos y servicios. Masa, tortillas, tostadas y harinas preparadas para su elaboración y establecimientos donde se procesan.

De las cuales, sin duda la fracción IX relativa a la NOM-050-SCFI es la que mayor impacto está causando a la operación hoy y en las siguientes semanas, ya que la mayoría de las fracciones arancelarias de muchos sectores productivos, tienen materias primas o productos incluidos en este numeral, no quiere decir que en los otros 14 no, sin embargo, basados en los listados de nuestros clientes y sólo como referencia, más del 90 % se encuentran ubicados en ésta fracción.

También, ésta semana se publicaron boletines en relación al Acuerdo para hacer aclaraciones o precisiones:

  1. Oficio No. 414.2020.2468 relativo a la aplicación del artículo 56 de la Ley Aduanera emitido por la DGFCCE con fecha del 1ro de octubre.
  2. Preguntas frecuentes derivadas del Anexo de NOMs
  3. Oficio No. 414.2020.2469 referente a la aplicación de las opciones incluidas en el Artículo 6 del Anexo de NOMs, en la cual ya se aclara que la presentación de la constancia de conformidad no es obligatoria. Si esa era la intención desde un inicio no veo porque entonces en la modificación eliminar la fracción I que ya teníamos en el artículo 6, segundo párrafo. Al haberlo hecho, parecía entonces que quienes optaran por el etiquetado en origen, debían contar con la referida constancia emitida por una UVA de manera obligatoria. Situación que ya quedo aclarada, la mercancía podrá venir etiquetada sin que sea obligatorio la presentación de la mencionada constancia, claro está, con los riesgos que esto implica en caso de errores en la información contenida en la misma.

Sigue siendo tema de discusión y de interpretación cuando se trata de materias primas que vengan a un proceso productivo, o, bienes que son sujetos a un proceso de reacondicionamiento o reenvasado, antes de que lleguen a la venta al consumidor último, esto siempre que se trata de importación definitiva por empresas que no cuenten con un programa PROSEC. Como ya lo externamos en el blog del 27 de septiembre, en estos casos en lo personal sigo creyendo que no debiera resultar aplicable, toda vez que la naturaleza de la NOM-050 o la NOM-024, refiere a productos que son adquiridos por el destinatario final bienes, productos o servicios.

Ahora bien, a este respecto salió a colación como alternativa en el caso de los casos de reacondicionamiento, el acudir al artículo 5 TER del mismo Anexo de NOMs, para obtener una resolución por la Dirección General de Normas, de que no es posible certificarse en lo individual los productos, en razón de sus condiciones físicas y/o características, incluso cuando se trate de mercancías listadas en el Artículo 3, que fue la modificación del 1ro de octubre para no etiquetarse conforme a la NOM-050, siempre que se obtenga la citada resolución.

En lo particular y a reserva de la opinión de ustedes, no veo aplicable el 5 TER, por ejemplo, en los casos que se importa en bidones, tanques, tambos, sacos o supersacos, para un proceso posterior de reacondicionamiento y cuyas fracciones se encuentren listadas en el artículo 3. Como ya venía ocurriendo, aplica para las fracciones listadas en los artículos 1, 2 y 8 relativas a NOMs de seguridad y que además las fracciones involucradas en estos últimos, estén incluidas en el artículo 3 (que es justo el cambio del 1ro de octubre), por poner un ejemplo de varios que caen esta situación, podemos señalar las fracciones: 6910.10.01, 7311.00.04, 7323.92.02, 8425.42.02 y 8443.32.03 estás son fracciones que se encuentran incluidas en el artículo 1 sujetas a una NOM de seguridad y cumplimiento conforme al artículo 5, pero también, se encuentran en el artículo 3 y por ende, deberían cumplir con información comercial de acuerdo al artículo 6.

Lo que en lo particular concluyo es que el procedimiento del artículo 5 TER aplicaría a mercancías que están en los artículos 1, 2 y 8, sujetas a NOMs de seguridad y que además están sujetas a información comercial. Es decir, aquellas mercancías que, por sus características o condiciones físicas, no puedan presentarse las muestras a los organismos de certificación, pues tienen la alternativa de obtener una resolución particular (lo que ya teníamos en el Anexo de NOMs), incluidas en artículos 1, 2 y 8 y que además están en artículo 3, pero no a la inversa, mercancías incluidas en artículo 3 pero no en 1, 2 y 8. Reitero, esa es mi conclusión que pueda ser distinta a la de alguno de ustedes.

Otro tema que también algunos traemos en discusión, es el caso de las mercancías que ya se encuentran en territorio nacional, es decir, que ya pasaron el momento de la internación previamente. Ejemplo, las importaciones a través de pedimentos V1, o bien, los casos de pedimentos F4, F5, V5 y A3 que le dan el régimen de importación definitiva a los bienes y luego entonces sujetas al cumplimiento de las NOMs, pero que reiteramos estás mercancías ya traspasaron el punto de entrada al país, en un momento anterior y que ahora en tiempo presente o futuro, ¿estarán sujetas al cumplimiento de NOMs de información comercial?

Si, sé que tenemos disposiciones especificas que establecen que las importaciones temporales deberán cumplir con las RRNAs aplicables (Art. 104, fracción II), pero, por otro lado, el propio artículo 10, fracción X, inciso a) del mismo Anexo de NOMs, permite su no cumplimiento como excepción, en el caso de las importaciones temporales, entre ellas las de las empresas IMMEX, entonces lo llevamos a las operaciones con pedimentos V1 (importación). Y luego para el caso de los cambios de régimen, el artículo 93 de LA refiere que deberán cumplirse la NOMs aplicables a la fecha del cambio de régimen. Lo mismo para el caso de las regularizaciones. Y si a eso le agregamos que de acuerdo a los oficios 414.2019.2008 y 414.2020.2468 en los cuales la Dirección de Facilitación Comercial y de Comercio Exterior, concluye que los supuestos de excepción no son RRNA´s. Pues, como nos damos cuenta esto da tema para otro blog por separado.

Y finalmente, las cartas de excepción conforme al numeral 10, fracción VIII y los 4 incisos que pasaron a mejor vida, pero que en su lugar, en algunos estados de la república nació la nueva manifestación para NOM-PROSEC.  Entendemos que los agentes aduanales quieran protegerse del uso que sus clientes le van a dar las mercancías, si realmente… o no, las van a destinar a un proceso productivo, para darle soporte al inciso h) de la fracción X. Pero a estas alturas, en la mayoría de los casos los agentes aduanales, deberían conocer quienes son y a que se dedican los clientes a los que le dan servicio. Y si antes, confiaron en la declaración del PP y PS que han venido haciendo desde hace años y nunca pidieron una carta declaración para corroborar que la empresa efectivamente destinaba esas materias primas para un proceso de manufactura ¿por qué hacerlo ahora? Entiendo el fondo, pero definitivamente resulta innecesaria. Si como prestador de servicio nos damos a la tarea de conocer a nuestros clientes, los visitamos periódicamente, conocemos de manera general sus procesos y los productos de manufacturan y exportan, pues entonces, este tipo de peticiones no tienen justificación.

En fin, las siguientes semanas seguiremos abordando el tema, intercambiando opiniones y los criterios que cada uno tenemos, también vendrán más boletines y oficios de las autoridades involucradas, pero lo que es un hecho, es que poco a poco todo se irá asentando y poniendo cada cosa en su lugar.

Silvia Rodríguez

Tradelink Strategies | Comercio Exterior y Aduanas

Quiénes somos

Somos una firma de consultoría en constante innovación, que ofrece servicios integrales de alta calidad y sustentables para las empresas.

Contacto

Open chat